Receta de tortitas de santa clara mexicanas Alta, Frío o Semifrío, México

Un dulce de gastronomía poblana, creado para los gustos más exigentes y para aquellos que quieran disfrutar de un sabor con raíces mexicanos. Creado en la época colonial, en el estado de puebla, en el convento de Santa Clara, de allí su peculiar nombre. Con una receta de azúcar impalpable, huevos, harina, manteca de cerdo y otros ingredientes, tendrás unas pequeñas tortas crujientes con un relleno muy suave que deleitarás en familia o con amigos, en una día por la tarde o en un paseo por la calles de México. Siendo un postre consumido por todos los mexicanos este postre se ha convertido en uno de los dulces típicos más famosos de México.


Ingredientes:



Preparación:


Pasta

  1. Primero vamos a disolver en un tazón con agua el bicarbonato y el azúcar impalpable. Agregamos la manteca y batimos hasta que tome una consistencia cremosa.

  2. Añadimos la harina y amasamos la mezcla con las manos hasta conseguir una pasta. Tomamos un trozo de la masa y la colocamos sobre un pliego de papel, tomamos otros pliego de papel, lo vamos a enharinar y colocar sobre el trozo de masa, para que tome grosor la masa.

  3. Seguidamentes vamos a retirar el primer pliego de papel y cortaremos la casa con un molde circular de 6 cm de diámetro, lo colocamos sobre una bandeja forrada de papel antiadherente, decoramos los bordes de la tortita con un las puntas de un tenedor, vamos a dejar la masa a reposar por 24 horas para poder cocinarlas al horno.

  4. Precalentamos en horno a 200°C por 15 minutos, y colocamos los tortitas en su interior hasta que se vean cocidas y doradas.

Relleno

  1. En 1 taza de agua dejamos remojar las semillas de calabaza por un día completo, le retiramos la piel verde y nuevamente lavamos las semillas. Dejaremos a que se sequen para poder molerlas.

  2. En media taza de agua vamos a cocinar el azúcar y se unen con las semillas, se ponen a hervir, dejamos a que se enfríen y seguidamente se agrega un poco de leche.

  3. Por último arrojamos la mezcla sobre las tortitas para formar el relleno.

  4. Emplatamos y ¡a comer!.